Make shopping your therapy


​Acabo de salir de una sesión de personal shopper, la verdad es que amo mi trabajo pero cada vez me doy más cuenta de lo difícil que puede ser para algunas encontrar lo que están buscando y hasta de disfrutar de la experiencia, por eso hoy les traigo un par de tips para que se les empiece a facilitar un poco más el tema.


Reflexión de reflexiones: La prenda más cara no es la que más le cuesta si no la que nunca se pone; No compre por comprar, si la camiseta le costó 20 mil pesos pero nunca se la puso, botó 20 mil pesos.


La calidad es uno de los puntos más importantes, busque prendas que en lo posible sean 100% de una fibra, la mezcla es lo que hace que salgan motas y la ropa se vea vieja, entonces, mire dentro de la etiqueta la composición y procure que la combinación no sea muy alta (máximo 70% - 30% es más que suficiente).


Si no quiere que los zapatos se le dañen en la segunda salida procure comprarlos siempre de cuero.


Compre de su talla, en estos días les cuento más a fondo cómo saber si a uno le quedan o no las cosas, pero para que se hagan una idea rápida en los tops o partes de arriba por ejemplo, el hombro es un punto de referencia clave, mire que la costura le quede en donde termina, ni antes ni después.


Invierta primero en básicos: No existe una lista absolutamente específica de básicos para cada mujer, esto depende mucho de nuestra morfología, escala y hasta personalidad, sin embargo, hay unos artículos que son fundamentales pero específicos para cada una. De acuerdo con esto, lo que tiene que hacer es pararse en frente de su armario, analice cómo es su estilo y cuáles son esas 5 prendas con las que usted se siente absolutamente cómoda e invierta en ellas, así va a tener siempre la primera opción solucionada.


No sea floja, mídase la ropa: A veces por andar corriendo ni nos asomamos al vestier, pero no nos digamos mentiras, si es por ahorrar tiempo no medirse los chiritos lo único que sí va a asegurar es una nueva visita de cambios en donde de seguro si no va a salir del probador.


Por último métale ganas al tema y pase feliz, acuérdese que es tiempo que se está invirtiendo así que búsquese si quiere otra amiga igual de desocupada, que si no terminan comprando alguna pendejada por lo menos después pueden salir a comerse la mitad de la existencia.




Alejandra Bahamón C.



Entradas destacadas
Entradas recientes