Pintando por fuera de las líneas

Lo primero que se me viene a la cabeza es un marinero con una camiseta de rayas, los jeans remangados, halando una cuerda, mientras la marea le moja los pies.

Pues si usted se emocionó tanto como yo con la idea del navegante la invito a que sólo se quede con la idea de la camiseta de rayas, ya después nos encargaremos del marinerito cuando salgamos a mostrarle a la existencia lo bien que llevamos las líneas…


Hay de todos los colores, tamaños y hasta en todas las telas y texturas… el tema es el siguiente, sí es muy cierto que llevarlas horizontalmente puede hacer que se aumente el volumen en ciertas zonas, pero para algunas morfologías es justo lo que necesitamos.

Por ejemplo, en el caso de las mujeres que son triángulo invertido (es decir que tienen la cadera un poco más pequeña en proporción con los hombros) las faldas con líneas horizontales funcionan de maravilla, porque le dan el balance ideal al cuerpo.

Lo mismo pasa con las que son triángulo (la morfología inversa, los hombros más pequeños que la cadera) si llevan una camisa o camiseta con líneas horizontales van a hacer que la parte de arriba gane cuerpo y equilibre esta zona.


Ahora hablemos de lo que viene para este verano. En mi caso, estoy obsesionada con todas las versiones estampadas en lino; camisas, vestidos, shorts y hasta americanas, además en unos tonos pasteles que favorecen un montón a las que tienen el pelo y la piel clara, haciendo que se vean de ataque al usar este tipo de combinaciones.


Llévelas horizontales, verticales, estampadas en lino, en satín, fuertes o en colores pastel (ya tendremos tiempo para hablar de colorimetría)… lo más importante siempre es que no se le olvide en dónde poner la raya.

Alejandra Bahamón C.

...

#moda #ropa #tendencias #líneas #rayas #verano

Entradas destacadas
Entradas recientes